sábado, 17 de noviembre de 2007

Separata especial: Muerte transitoria y entierro prematuro

Muchas historias se conocen de gente que pareciendo muerta vuelve a la vida de repente. Muchas cosas muy terribles han sucedido por culpa de lo que algunos llaman Muerte Transitoria. Los principios básicos de la misma son: la suspensión de la actividad del músculo cardíaco y de la respiración, así como del movimiento voluntario, de la sensibilidad y la pérdida de temperatura periférica, con lo que desaparece la evidente corriente de vida.
La muerte transitoria puede sobrevenir como afección primaria, súbita o gradualmente. Entre las enfermedades en que se da con frecuencia este fenómeno, se encuentran en primer lugar los desórdenes del sistema nervioso. Pero en cualquier caso, cuando el cuerpo alcanza cierto grado de debilidad, también puede producirse.
Definiciones médicas de los estados de cataplexia, catalepsia:
Cataplexia: fenómeno típicamente asociado a la narcolepsia, que se da, en especial, en aquellas personas aquejadas de esta última. Difiere del sueño en que, a pesar de que el enfermo no puede moverse en absoluto y le es imposible mantener una postura estable, no pierde el conocimiento. Algunas veces se presentan movimientos espasmódicos de la cabeza y contracciones musculares al comienzo de la crisis. El enfermo se desploma y cae al suelo como si fuera un desmayo. Se observa hipotonía muscular y las pupilas no reaccionan bajo la acción de la luz. Los tendones pierden sus reflejos o, en todo caso, disminuyen en gran medida. A pesar de ser incapaz de moverse o proferir el menor sonido el paciente es plenamente consciente de lo que está sucediendo. Los ataques cataplécticos duran, por lo general, menos de un minuto y la recuperación es rápida. Son originados por emociones intensas.
Catalepsia: se trata de una condición patológica en la que se presenta una súbita suspensión de la sensibilidad y el movimiento voluntario, con rigidez plástica de las extremidades del cuerpo, esto es, el cuerpo se mantiene en la posición que se hace adoptar. El pulso y la respiración son lentos y la temperatura desciende de un modo espectacular. Es un fenómeno de origen nervioso y puede encontrarse asociado a la hipnosis, histeria y epilepsia. La crisis puede durar un tiempo indeterminado, desde escasos minutos a varios días.
Para los pueblos antiguos de Europa del Este, era muy común el exhumar a los muertos para comprobar si el cadáver había ascendido o descendido. A causa de los rudimentarios métodos empleados para dictaminar la muerte, mucha gente era sepultada viva y, al ser exhumada, se veía si el cuerpo había adoptado una posición distinta a la que tenía al ser enterrado. La víctima aparecía boca abajo, posición adoptada para poder inhalar la mayor cantidad de aire posible. Mientras duraba el período de asfixia, el ocupante se mordía los labios y los dedos hasta sangrar, por lo que a menudo, el ataúd aparecía lleno de coágulos. Estos hechos fueron, según algunos estudiosos, la piedra angular en la que se cree dio inicio al mito del vampirismo. En un libro de 1896 “Premature burial” escrito por un médico austríaco llamado Franz Hartmann, plantea la idea de que la medicina de su tiempo, no podía definir a ciencia cierta cuando alguien estaba vivo o muerto, y que la única forma de saberlo era esperando a los primeros síntomas de descomposición. En aquella época parecía bastante común que este hecho sucediera. Y muchos propusieron diferentes maneras de solucionar esto. Algunas de ellas realmente risibles vistas a la distancia, como por ejemplo la de poner una campana atada a una cuerda que llegaba hasta el cajón, y sacarla al cabo de algunas semanas. Si el supuesto muerto despertaba podía tirar de la cuerda y ser rescatado. Hartmann mismo en su libro y adhiriendo a la teoría de otro médico, americano, proponía que a todo aquel que fuera enterrado sin haber sufrido la autopsia o sin ser embalsamado, debía ponérsele en el ataúd y al alcance de la mano, un frasco de cloroformo de modo que, en caso de volver a la vida, pudiera suicidarse con un mínimo de sufrimiento.

2 comentarios:

eu dijo...

Hacía días que no venía por el blog (bueh, por el pc en general) y me sorprendió gratamente encontrarme con esta "Separata especial". Todavía no la leí completa, pero si dejo para después las felicitaciones me olvido, vio?
Beso y felicitaciones
Catalinaa

Anónimo dijo...

quise por una segundo ubicarme en esa situacion de enterramiento aun con vida y en estado conciente y....... la verdad no quisiera estar ahi!!! atrapante su separata
pipi