sábado, 3 de noviembre de 2007

¿Por qué bloguear es una revolución silenciosa? (segunda parte)

Otro concepto interesante pertenece a Elliot Sharp y lo extraje de un libro de Rick Duró que se llama "Política de la ilusión" de Ediciones del Signo. (2005):
"Los organismos de control (gobierno, policía/ejercito, religión, programas de entretenimiento/medios de comunicación, enseñanza) siguen acrecentando su poder de moldear lo que piensa y lo que hace la gente, no tanto ya de manera abierta (aunque eso también se practica), sino filtrando la información y reduciendo la capacidad de los seres humanos para procesarla y abstraerla. Eso es lo que debemos combatir."
El aburrimiento es un lujo que no tiene excusas, en estos días el ocio y el entretenimiento no deberían llevar a una suspensión de los valores y capacidades. Por eso tener un blog es para mí parte de una revolución silenciosa, que consiste en poder ver y entender el mundo desde otra perspectiva que no sea la nuestra, y también compartir nuestra propia visión de las cosas. Los invito a leer los otros blogs a los que se puede acceder desde aquí, en ellos podrán apreciar y conocer libros y películas como "El milagro de P.Tinto", "Donnie Darko", "Army of darkness", entre otras, y tener una visión cargada de un humor y un gusto por lo bizarro muy particular. Ese blog es EL GABINETE. Otro blog que esta en proceso y ofrece una visión diferente es RADIO LUXEMBURGO. Joy Division, Tin Tin, o el Che Guevara pueden tener muchos punto en común si se sabe mostrar como. Si se quiere tener acceso a novedades referentes a la informática o a usos de la tecnología y sazonar eso con humor y una variedad interesante de información dense una vuelta por OTRAHISTORIABLOG. Y si les interesan la poesía, la fotografía o el lugar donde estas formas de expresión se cruzan y complementan acérquense a CASCO DE SUEÑOS, donde también podrán encontrar la posibilidad de hacer talleres literarios y alguna que otra cosa más. Existen opciones en la vida, podemos elegir llegar a nuestras casas encender el televisor y dejar que nos digan que hacer, que pensar, que comer o hasta como hacer el amor y a la mejor manera Homero Simpson gritar ¡Me aburro! O podemos aprovechar que vivimos en un tiempo donde todavía existe el botón de off y empezar a mirarnos hacia adentro de otra forma, y compartir la misma, o ver como ven los demás el mundo y comprender esas miradas, eso nos permitirá ser más tolerantes, más sensibles y por ende más humanos. Hablando de los Simpson, en un especial de terror de la serie, hay un capítulo donde todos los carteles de la ciudad cobran vida y empiezan a destrozar el lugar. Al final del capítulo alguien descubre como detenerlos: dejan de mirarlos y prestarles atención, y eso hace que pierdan su poder y dejen de existir. Dirigir la mirada hacia otro lado. Dejar que la curiosidad nos guíe, alimente y nos incite a hacer cosas y compartirlas. La herramienta no hace al hombre, siempre debe ser al revés, pero eso es algo que se pretende que olvidemos.

3 comentarios:

Alejo dijo...

Hola Gustavo, muy bueno el informe. gracias por la referencia al blog.
Bueno yo pienso que el blog lo empezé por que me gusta en general el desarrollo de sitios web, y uno siempre tiene esa fantasía de que al publicar entradas está como dejando un mensaje al resto de la humanidad (de habla español al menos) por más que a fin de mes la estadística te dice otra cosa.

En fin , vos seguí así que se nota que tenés alma de Bloggero al toque.
(:

Saludos

Mery dijo...

Buenisiiiimooo !! existe otro terrestre que prefiere NO ver la tv, gracias dios !!! Gustabo, espero que este sea un proyecto de futuro largo, seria bueno que la gente reaccione, serias algo asi como un " hado padrino" de la humanidad je je !! saludos Mery

Anónimo dijo...

pues ....si! Nos alienamos, nos abstraemos del mundo real, de aquel donde las relaciones interpersonales eran la comunicacion, ya no se habla con al mirada..
ya nos e mira.. se desmira, bueno pire . Siga asi!!! sacudanos, haganos desalienizar por unos minutos con sus cuentos y reflexiones. PIPI