sábado, 27 de octubre de 2007

V de Vendetta, una novela gráfica inmensa

V de Vendetta es una novela Gráfica de Alan Moore y David Lloyd. Publicada en su totalidad en 1988. Una novela inmensa, densa, compleja y muy política. El autor antes de peregrinar a E.E.U.U. y convertirse en parte de la gran invasión de autores ingleses a América, que cambió el rumbo de la historia del cómic, editaba esta obra en entregas, en la revista Warrior hasta que la misma fue cancelada. Publicada en español por primera vez por Ediciones Zinco, en su prefacio Alan Moore hace un pequeño repaso a las diferentes decisiones que lo llevaron a escribirla, toda una declaración de intensión: "Comence V de Vendetta en el verano de 1981,... mi hija más joven, Amber, tiene apenas unos meses de edad... pequé de ingenuo al suponer que haría falta algo tan melodramático como un conflicto nuclear para llevar a Inglaterra hacia el fascismo... Ahora estamos en 1988. Margaret Thatcher comienza su tercer mandato y lidera sólidamente un Partido Conservador hacia el próximo siglo. Mi hija tiene 7 años y en la prensa circula la idea de campos de concentración para los enfermos del SIDA. La nueva policía anti - disturbios lleva visores negros, como sus caballos, y sus furgonetas transportan videocámaras giratorias en sus techos. El gobierno ha expresado su deseo de erradicar la homosexualidad, incluso como concepto abstracto. Y uno se pregunta qué nueva minoría será atacada legalmente después. Pienso en llevarme a mi familia fuera de este país muy pronto, en los próximos años. Es frío, miserable y corto de miras. Y no quiero estar aquí en el futuro."
La historia comienza con algunos planos generales que nos muestran el estado de las cosas: cámaras vigilando todo con carteles que anuncian que son "para tu protección", alambres de púas, coches negros ominosos y uniformes, muchos uniformes. Luego presenta a dos de los personajes más importantes; una chica que pretenderá ganar algún dinero extra entre tanta miseria, prostituyéndose y terminará haciendo un viaje que la convertirá en otra persona. Y un enigmático hombre disfrazado y con máscara; una especie de fantasma de la ópera, un personaje de vodevil, que habita en un lugar al que llama La galería de las sombras, un lugar lleno de recuerdos e información, afiches de películas, libros, discos. (Lo más parecido a mi casa que he visto en años, jeje) y que quedó deforme después de ser conejillo de indias de unos experimentos del gobierno. Evey Hammond y V, esos son sus nombres. Él rescata a la muchacha de una muerte segura a mano de la policía y luego le muestra a ella cuando vuela el parlamento. Acto seguido; conocemos los ejes del poder, dirigidos por un líder omnipresente desde su computadora central y un grupo de organismos llamados con partes del cuerpo. Como por ejemplo La Oreja que se encarga de escuchar todo lo que sucede tras las paredes de la ciudad. Los dedos que son los elementos ejecutores de esa política del miedo. Entre estos personajes se encuentra el Sr. Finch. a cargo de La Nariz y de la investigación principal y captura de el terrorista que esta poniendo en peligro al sistema. En cada uno de estos organismos que conforman la unidad del estado totalitario veremos la vida de los diferentes personajes, el líder, los principales jerarcas, sus familias, su entorno. Poco a poco la novela se va convirtiendo en un gran mosaico político, un muestrario de las miserias humanas, a la vez que, una historia policial donde vamos descubriendo los motivos de V, un anarquista que decide hacer justicia para todos por mano propia y en el camino vengarse de aquellos que lo convirtieron en lo que es: un fenómeno de feria. El dibujo merece una análisis aparte; tiene un ritmo cinematográfico vertiginoso, a pesar de la densidad y complejidad de los diálogos. Los primeros planos que utiliza para destacar las emociones y la contradicción de lo que algunos personajes hacen y dicen son brillantes, y les va dando a los personajes y situaciones la profundidad que el tema amerita. A medida que la historia avanza vamos conociendo con lujo de detalles los diferentes motivos y métodos usados por cada uno de los personajes y que papel juegan en el devenir de los sucesos, sus decisiones son presentadas y cuestionadas de manera que generan un sinfín de preguntas y referencias que se convierten en un viaje por la vida política del siglo XX. A través de los 10 tomos en que esta compuesta la obra, la acción y el suspenso no decaen nunca, y poco a poco nos hacen tomar partido y plantearnos políticamente unas cuantas cosas. Al final de la obra, V después de una ola de destrucción sistemática gobernada por su odio y sed de venganza, que hace caer el régimen fascista, siente que no tienen lugar en lo que vendrá y a punto de morir luego de su último enfrentamiento, entrega su manto a Evey, para que convierta su símbolo en una fuerza de esperanza, de renacimiento. Al final Evey con su traje de V arenga a la población "buenas noches Londres, me presentaría pero a decir verdad, no tengo nombre. Podéis llamarme V. Desde el alba de la humanidad, un puñado de opresores ha decidido sobre nuestras vidas sin dejarnos opinar. Así consiguieron nuestro poder. Al no hacer nada, se lo regalamos. Su camino lleva a través de campos de concentración y guerras, al matadero. En la Anarquía hay otro camino. La anarquía crea vida de los escombros. Dicen que la anarquía ha muerto, pero ya veis que los rumores sobre mi muerte eran exagerados... esta noche, debéis elegir vuestras vidas o volver a las cadenas, pensádlo bien. Adieu."
En definitiva una invitación a la participación y al lado político y social del hombre a la vez que un canto a la libertad. Una de los mayores logros artísticos del mundo del cómic que también se convirtió en una gran película, con las diferencias del caso que se dan al expresar desde otro lenguaje, pero eso se los cuento en la próxima nota. Si lamento decirles que falta una nota más sobre las distopías en el cine (esta vez sí, la última, mientras no salgan más películas.)

1 comentario:

Allyana dijo...

Los rumores de mi muerte son exagerados... ¿dónde escuche eso antes? Jajaja, muy bueno, Allan, me encantó la pelicula y me encantaría conseguir el comic. Creo que he aprendido mucho del tema solo por conversar contigo.
Saludos de una lectora que no siempre escribe. Ally~Ana